Bosque Resiliente

Resilientes es un homenaje a las personas que luchan en contra del cambio climático.

Resilientes es una serie de 3 piezas hechas con materiales naturales que hablan de varios conflictos y denuncian como nuestras acciones han llevado a una situación de estrés al planeta.

Bosque Resiliente: En esta pieza encontramos espina de rosal silvestre, ramas de abeto y escobas de sogro.

Diseño: Aloma Lafontana
Fotografía: Garcia Morales
Maquillaje: Estefania Vaqué
Modelo: Júlia Lara Jímenez

La deforestación arrasa los bosques y las selvas de la Tierra de forma masiva. Los bosques todavía cubren alrededor del 30 por ciento de las regiones del mundo, pero franjas del tamaño de Panamá se pierden cada año.

Las selvas tropicales y los bosques pluviales podrían desaparecer completamente dentro de cien años si continúa el ritmo actual de deforestación. La deforestación tiene muchos efectos negativos para el medio ambiente. El impacto más dramático es la pérdida del hábitat de millones de especies. El setenta por ciento de los animales y plantas habitan los bosques de la Tierra y muchos no pueden sobrevivir la deforestación que destruye su medio.

Los árboles desempeñan un papel crucial en la absorción de gases de efecto invernadero, responsables del calentamiento global. Tener menos bosques significa emitir más cantidad de gases de efecto invernadero a la atmósfera y una mayor velocidad y gravedad del cambio climático. Los árboles también ayudan a perpetuar el ciclo hidrológico devolviendo el vapor de agua a la atmósfera.

La solución más viable sería cuidar nuestros bosques, gestionar los recursos vegetales cuidadosamente para asegurar que los entornos forestales permanecen intactos. La tala que se realice debe hacerse de forma balanceada mediante la plantación de suficientes árboles jóvenes que sustituyan a los más viejos en todos los bosques y selvas. El número de nuevas plantaciones de árboles aumenta cada año, pero el total todavía equivale a una ínfima parte del área forestal del planeta.